Ver todas las entradas

Instrucción 5. Punto HUM (Hágalo Usted Mism@)

Para volver a besar a tu pareja como si fuera la primera vez

POR CRIS MIRANDA

Mírese en el espejo y busque cualquier defecto: una espinilla, un grano amarillo, un pelo en la barbilla. Póngase nerviosa porque no encuentra la pinza y arránquese el pelo con las uñas. Coja dos bastoncillos de algodón para exprimir el grano, y enfádese porque le ha dejado una marca con sangre. Grite en voz alta: “¿Seré tonta?”. Deje que una lágrima de ansiedad e impotencia caiga por su rostro. Cámbiese de ropa por lo menos quince veces. Pruébese la falda con la camiseta, la camisa de botones con el pantalón, el top escueto con el pantalón corto y al final escoja la primera combinación. Échese aquel perfume ochentero en cantidad suficiente para hacerse notar, pero no para marear. Baje las escaleras corriendo y tome el transporte adecuado para llegar a la fiesta doce minutos tarde. Al entrar, búsquele con la mirada y hágase la sorprendida, aunque lleve con él más de veinte años. Fíjese en sus gestos, en sus ojos negros y contenga la risa al darse cuenta de que él se puso la misma camiseta de Nirvana que llevaba cuando se conocieron. Cuando suene la canción que bailaron en su boda, suelte un gritito hacia dentro, junte sus manos y lléveselas al pecho, con los ojos entornados hacia arriba. Haga como si estuviera charlando con una amiga y no le vea llegar. Acepte su mano extendida. Baile con él el primer minuto sin mirarle a los ojos y, poco a poco, sepárense unos diez centímetros. Mírele como si estuviera mirando hacia su coronilla. Sienta el apretón de sus manos en sus caderas. Olvídelo. Escuche la canción. Péguese a su cuerpo. Sienta el avance de su mano derecha por su columna vertebral hasta llegar a la base de su cuello. Deje que esta mano la maneje y le gire la cabeza suavemente. Sienta la presión de sus dedos en su pelo y permita que un suave escalofrío estremezca sus hombros de forma imperceptible. Él se da cuenta. Acepte los besos preliminares que le da en la oreja y en la mejilla. Levante la cabeza y mírele a los ojos y deje que todos esos años pasen como una película en un segundo. Sonría. Acérquese a su boca con sed y deseo, él hará una pausa milimétrica para guardar el momento. A tientas, pasee su lengua por su labio superior, y deje que sus labios posean todo el territorio de su boca. Respire profundamente por la nariz, y vuelva a comprobar que su instinto es irrevocable. Disfrute.

Instrucciones solicitadas por L. F. “para volver a besar a tu pareja como si fuera la primera vez”.

Cuéntanos tu problema, el grupo literario BOCACALLE te dará el manual de instrucciones más exclusivo.

Contacta con punto HUM y mándanos tu propuesta a blogateneomalaga@gmail.com

 A los problemas, PUNTO HUM.


Vocalía de Acción Literaria del Ateneo de Málaga


Deja tu comentario